INFRAESTRUCTURA CER

Jardín 907 de Alejandro Petión: sin agua y sin clases

Hace más de una semana que los alumnos no concurren a clases por problemas en una bomba centrífuga. Desde el Consejo Escolar les respondieron que no tienen dinero para repararla. Indignación en toda la comunidad por la falta de soluciones.
viernes, 29 de noviembre de 2019 · 12:55

Las instalaciones del Jardín N° 907 de Alejandro Petión se encuentran prácticamente vacías debido a la falta de agua potable en todo el edificio. La rotura de una bomba centrífuga o el vaciamiento del pozo de agua serían las posibles fallas. La falta de respuestas y soluciones por parte de las autoridades del Consejo Escolar, dejan a más de 100 chicos sin clases.

El pasado jueves, ante la falta de agua, las autoridades del jardín decidieron suspender las actividades a la espera de una solución.

Esta semana, los alumnos concurrieron solo dos horas en ambos turnos para poder recibir el desayuno o la merienda que brindan en el jardín a muchos alumnos con importantes carencias.

Paula, directora del jardín, se comunicó con directivos del Consejo Escolar quienes como insólita respuesta les dijeron que no “estaban cerrando el balance del año y que no contaban con fondos para realizar ni una sola reparación”.

 

PROBLEMAS CON EL AGUA

 

Desde el pasado mes de agosto y luego de las inundaciones los problemas con el pozo o con la bomba comenzaron a suceder progresivamente hasta llegar al día de hoy en que no funciona. Si bien el motivo de la falta de agua no está claro, puede ser por el mal funcionamiento de la bomba o la falta de agua en el pozo, tampoco las autoridades realizaron las correspondientes reparaciones o mantenimiento para que todo vuelva a la normalidad.

Padres y docentes realizaron colectas y para poder comprar agua potable en bidones, pero los recursos se agotan y no todos los padres están en situación de poder aportar un dinero para tal fin.

Hubo casos de nenes con descomposturas producidas presumiblemente por el mal estado del agua, que ha sido analizada y cuyos resultados no han sido los más alentadores. Dicho por los propios padres, las aguas de todo Alejandro Petión poseen un alto nivel de arsénico, haciendo que el agua sea no apta para el consumo humano.

 

Comentarios