lunes, 15 de agosto de 2022
El tiempo - Tutiempo.net

INSEGURIDAD

Una joven denunció en las redes un posible intento de secuestro

Una joven de nuestra ciudad publicó en sus redes sociales que fue interceptada en pleno centro de Cañuelas por un hombre que vendía flores. Le hizo olerlas y a las pocas cuadras comenzó a sentir mareos y nauseas. Fue seguida por una camioneta hasta su trabajo y sintió pánico por lo que pasó.

Ataque con burundanga en la vía publica en Cañuelas. Imagen ilustrativa.

Cañuelas se está convirtiendo en tierra de nadie en lo que a seguridad o inseguridad se refiere y ahora también ¿intento de secuestro?.

Más allá de los hechos que los medios publican o no publican, son muchos los casos que a diario suceden en todo el distrito y pocas veces terminan siendo resueltos o informados.

Durante la última semana se conocieron casos de ataques a mujeres con lo que sería un líquido que ingresa al cuerpo a través de la inhalación o los poros de la piel.

Uno de los casos ocurrió hace solo un par de días y fue relatado por quien fue la víctima de este ataque en pleno centro de Cañuelas tras inhalar un ramo de flores que le colocaron en la cara. “Hoy me toco ir a hacer un mandado a la farmacia del Carmen frente a Aymed, y a la salida me crucé un hombre que me para en la calle el cual estaba vendiendo flores”, explicó la joven. “Me ofrece un ramo y cuando le digo que no gracias, me pone el ramo en la nariz y me moja la cara con lo que yo pensé que había sido agua que estaba en la planta”, sostuvo.

El hecho no terminó ahí, la joven continuó su camino si imaginarse lo que posteriormente viviría. “Hice dos cuadras y empecé a sentirme increíblemente mareada, entre a un local a pedir ayuda en el cual me dieron un vaso con agua y me mojaron la cara, estuve aproximadamente 20 minutos sentada en el local y salí cuando me sentí mejor porque si o si tenía que volver al mi trabajo” relató.

Aun con el malestar en su cuerpo, la chica continuó caminando hasta su trabajo y notó que era seguida por una camioneta. “En el camino me crucé 3 veces a la misma traffic blanca la cual era patente AB pero no llegue a ver los números”, afirmó. “Pasaban muy lentamente y cuando ingresé a mi trabajo los dejé de ver, pero cuando salí y me subí al auto de mi hermano vi que estaba la misma camioneta en el estacionamiento de enfrente”.

Este caso o el modo de ataque bajo este mismo modus operandi no es nuevo, pero lo que es nuevo que se haga en Cañuelas y además, increíblemente en pleno centro de la ciudad y a plena luz del día.

Con estos datos brindados por la joven en su posteo y la cantidad de cámaras de vigilancia que deben funcionar en Cañuelas y sobre todo en el centro comercial, no sería muy difícil identificar a quien fue el responsable de cometer este hecho.

La justicia y la policía no solo deberían actuar tras una denuncia, sino también abocarse u ocuparse de casos de ataques antes de ser denunciados.

Posteo del intento secuestro en el centro de cañuelas

DROGADA EN EL COLECTIVO

Otro de los casos también publicados en las redes se conoció el pasado lunes, cuando una chica de 25 años, que viajaba en un colectivo de la línea 51 en sentido a Constitución, tuvo que ser asistida en Ezeiza luego de sentirse mareada y con una sensación de desmayo o descompensación que le impedía continuar con su viaje.

El relato de la joven sostuvo que a bordo del micro en el que viajaba sintió como si la rociaran con perfume en el cuello. Minimizó el hecho pensando que era una correntada de frío o algo similar pero sin imaginar que lo que le habían rociado era una droga para provocarle una descompensación.

A los pocos minutos de este hecho comenzó a sentirse muy mal logrando bajar del colectivo en Ezeiza, en la estación, donde pudo pedir ayuda y ser trasladada a una unidad sanitaria de esta localidad.

Tras un análisis de sangre y ser hidratarla con suero, la joven recibió una información por parte de los médicos que la paralizó aún más de lo que estaba, había sido drogada. Los médicos le dijeron que lo que hallaron en su sangre fue una sustancia conocida como burundanga, una droga que provoca mareos y hasta desmayos, dejando a las victimas totalmente indefensas.

Cuando aún no había sido asistida por los médicos, esta joven logró ver muy borrosamente -producto de la droga recibida- a una persona que no paraba de seguirla y de mirarla, como si estuviera esperando su desmayo y así robarle tal vez, o hacerse pasar por un amigo o familiar y llevársela.

Ataque con burundanga en un colectivo de la línea 51
Ataque con burundanga en un colectivo de la línea 51. El brazo de la joven mientras era atendida en Ezeiza.

¿QUÉ ES LA BURUNDANGA?

La burundanga es una droga que pertenece a la familia de las alucinógenas y cuyos componentes son extraídos de plantas. Más precisamente de las raíces, frutos, semillas o flores que contienen los alcaloides atropina o escopolamina.

Este alucinógeno actúa como depresor de las terminales nerviosas del cuerpo. Llegando al sistema nervioso central y del cerebro directamente.

Una vez producida su ingesta que puede darse de distintas maneras, la droga se distribuye rápidamente por todo el cuerpo.

Esta droga es utilizada por delincuentes para intoxicar a sus víctimas y abusar de ellas cometiendo cualquier hecho delictivo aprovechando la imposibilidad de autodefensa de la persona drogada.

Tratar médicamente este tipo de intoxicación debe darse lo más pronto posible ya que la persona con este alucinógeno debe ser hidratada, controlando su nivel de hidratación y temperatura corporal. Si la ingesta fuera vía oral se debería concretar un lavado gástrico.

Compartí esta nota

Share on facebook
compartilo
Share on twitter
twittear
Share on whatsapp
compartilo
Dejanos tus comentarios
más noticias