SALUD | NIÑOS Y ADOLESCENTES

Recomiendan el control de la vista antes del comienzo de las clases

El Colegio de Ópticos de la Provincia de Buenos Aires advierte de un posible fracaso escolar ante un problema de salud visual en los niños.

Control oftalmológico de menores.

De cara a las clases presenciales, en los hogares de los chicos se preparan la vestimenta, el calzado, los útiles, la mochila, pero hay algo que suele dejarse de lado y son los controles visuales, como advierte el Colegio de Ópticos de la Provincia de Buenos Aires (COPBA), los que no son tenidos en cuenta antes del comienzo de las clases.

Desde el COPBA destacan que el 80 por ciento de los niños aprenden durante sus primeros años de vida a través de sus ojos. La visión es el sentido que permite acumular conocimiento más fácilmente.

Por ello es que la vuelta a la escuela es el momento ideal para prestar atención a los ojos. Es común que un chico que tiene problemas de aprendizaje y/o atención, puede ser por algún problema en su visión. Entonces el control a tiempo de las alteraciones visuales logra ser un factor valioso para evitar un bajo rendimiento escolar.

Entre los signos a tener en cuenta en los chicos: acercarse mucho al cuaderno al momento de escribir o leer, errores al copiar del pizarrón, taparse un ojo para concentrarse al hacer los ejercicios, saltear palabras o renglones al leer o seguir la lectura con el dedo.

En el ámbito de la casa es también posible identificar algunos indicios, como ser que se acerquen demasiado a las pantallas de la computadora o del televisor, pestañean más de lo común, se frotan los ojos o confunden las letras.

La inclusión de un control de la vista, junto a chequeos médicos al comienzo de un ciclo escolar, es muy valiosa.

Desde Copba recomiendan controles rutinarios en las siguientes edades:

-Primeros meses de vida para descartar enfermedades congénitas y patología tumoral.
-De 1 a 3 años para consultas por estrabismo y ojo vago.
-A partir de los 4 años para detectar problemas de agudeza visual y defectos de refracción que de no ser recetados pueden llevar al pequeño al fracaso escolar.

Y si luego del control visual, se necesita corrección, desde la entidad que nuclea a los profesionales de la salud visual bonaerense, indican como importante que el chico participe en la elección de su anteojo, una vez seleccionado el armazón con un óptico-contactólogo matriculado, lo adaptará al rostro del pequeño para su perfecto centrado en la realización del trabajo.

Asimismo, se debe enseñar a los niños las técnicas para limpiar sus anteojos, para evitar que no se estropeen y que se encuentren higienizados.

Compartí esta nota

Share on facebook
compartilo
Share on twitter
twittear
Share on whatsapp
compartilo

Dejanos tus comentarios

También puede interesarte
busca más notas acá