Las actividades religiosas quedaron autorizadas a recibir a sus fieles en sus templos

Con estrictas medidas de seguridad sanitaria, las actividades de culto y religiosas podrán recibir a personas en sus templos, ocupando solamente el cuarenta por ciento de las instalaciones habilitadas.

religiosos-covid

Las actividades de culto y religiosas quedaron autorizadas a reabrir las puertas de sus templos.

La medida dispone que en ningún caso la cantidad de asistentes al templo o lugar de culto podrá exceder el equivalente a un cuarenta por ciento (40%) del factor ocupacional, con una cantidad máxima de cuarenta (40) personas de manera simultánea.

Se dispondrá, en cuanto sea posible, de una puerta para el ingreso y otra puerta diferente para la salida de las personas, de modo de evitar cruzamientos entre quienes entran y quienes salen del templo o lugar de culto.

Se deberá evitar la aglomeración de personas en la puerta de los templos o lugares de culto, tanto antes del inicio como después de la finalización de cada misa o celebración religiosa.

Los responsables de los respectivos cultos deberán tramitar la realización de un informe técnico en el templo o lugar de celebración, destinado a determinar la capacidad máxima de personas, pudiendo solicitarlo ante la Secretaría de Gobierno Municipal.

Las celebraciones litúrgicas quedarán habilitadas con un máximo de 40 asistentes siempre que se cumpla con una ocupación de una persona cada 15 metros cuadrados en templos y/o establecimientos destinados a actividades religiosas.

Se sugiere mantener abierto el lugar de culto en días y horarios específicos para el rezo individual y la atención espiritual, además de los específicos de la celebración litúrgica.

En el templo solo podrán permanecer el ministro, una persona de limpieza y una persona en la entrada para controlar la cantidad de fieles, tanto en las celebraciones como en el rezo individual., no pudiendo permanecer dentro del lugar personas en situación de espera a ser atendido; en caso de que surgiera la necesidad de espera, deberán permanecer afuera.

Las comunidades establecerán un sistema de turnos para las celebraciones, a fin de controlar mejor el flujo de asistentes y cumplir con el factor de ocupación y el tope máximo de personas presentes en el establecimiento.

Todos los asistentes deberán permanecer con tapabocas; al ingresar al templo se proveerá de alcohol en gel o alcohol al 70% para desinfección de manos. El libro de rezo y cualquier otro elemento litúrgico será de uso individual, llevado por cada asistente y deberá evitarse tocar las imágenes y objetos.

religiosos-covid-misas
Foto: Ser Noticias.

Compartí esta nota

Share on facebook
compartilo
Share on twitter
twittear
Share on whatsapp
compartilo

Dejanos tus comentarios

conadper banner
También puede interesarte
busca más notas acá